Blog Detail

Automatización de edificios

Beneficios de la automatización de edificios

La automatización de edificios tiene muchos beneficios ya que hay distintos dispositivos que pueden componer el sistema nervioso de los mismos. Actualmente, los edificios no sólo poseen el cableado del suministro eléctrico, sino que también de otros sistemas.

Estos sistemas comprenden sistemas de TV y audio, acondicionamiento de ambientes, comunicaciones, computación, sistemas de seguridad integrados, bombas pluviales y cloacales, alarmas contra incendios, entre muchos más.

La llegada de Internet y las nuevas tecnologías, propician que los edificios, desde su construcción, sean inteligentes, a través de la interconexión de los diferentes sistemas.

La evolución en los sistemas ha ido produciendo que los mismos puedan estar integrados entre sí, dando como resultado la automatización de las torres de cemento.

Esta tecnología es adoptada por cada vez más empresas en la construcción de edificios, porque además incluye el cuidado del medio ambiente y el ahorro de energía, con materiales más eficientes. Gracias a esta eficiencia, se han podido bajar los costos de fabricación, lo que permite que la tecnología antes reservada a las grandes corporaciones, en la actualidad, sea accesible a las viviendas y edificios.

automatizar edificios

También los nuevos materiales permiten que los espacios donde se almacenan los dispositivos se hayan reducido drásticamente. Los edificios inteligentes tienen diferentes niveles de automatización, aunque para denominarlo como tal se puede contar con las siguientes funciones automatizadas:

  • Central de seguridad, monitoreo y control de acceso
  • Climatización integral, humedad, frío y calor
  • Ascensores con controles de optimización de flujo
  • Servicio de datos
  • Terminales para comunicaciones, y audiovisuales para que los usuarios utilicen los distintos dispositivos
  • Servicio de reconocimiento por voz

Beneficios que obtienen gracias a la automatización de edificios

Los edificios inteligentes o automatizados son mucho más eficientes, y esto se traduce en menor consumo y un mantenimiento más sencillo. Pero hay, además, otros beneficios entre los que se pueden contar:

  • Mayor Confort:

Ya que este proporciona todo lo necesario para la calefacción, la ventilación y el aire acondicionado de forma automática a través de sensores, manteniendo los niveles aceptables de temperatura. La iluminación, controlada a través de dispositivos por voz o presenciales.

  • Seguridad:

Los edificios inteligentes tienen sistemas que, a través de sensores, proveen métodos automáticos de detección de incendios, mientras la central de monitoreo lanza una alerta a los bomberos. Si se produjese un incendio en un departamento, el sistema evita que el humo se propague a través de la ventilación, aislando el departamento.

Las cámaras instaladas en los puntos neurálgicos del edificio, permiten grabar lo que sucede en video. El control de accesos permite mediante diferentes dispositivos, como son las tarjetas magnéticas o las interfaces de datos, que sólo las personas autorizadas puedan ingresar, detectando de esta forma, la presencia de personas no autorizadas, alertando a las autoridades en ese caso.

Edificios inteligentes

  • Eficiencia energética:

Los diferentes dispositivos instalados permiten que las luces que no se utilizan permanezcan apagadas. A través de la detección de una ventana abierta en el edificio, el sistema permite aislar esa habitación para que no funcione el aire acondicionado, y así no desperdiciar energía.

También, esto permite que la climatización llegue sólo a los departamentos que están habitados, y aislar automáticamente a los que se encuentran desocupados desde hace un tiempo.

  • Menor mantenimiento:

El sistema permite tener controlados los desgastes de piezas que puedan afectar su funcionamiento. También permite programar los períodos en que debe llevarse a cabo las inspecciones técnicas de los diversos dispositivos, como por ejemplo, los ascensores.

Además, el sistema va recolectando información del funcionamiento de los distintos subsistemas interconectados, que avisan en caso de fallo, pero a su vez, adapta la situación para que los demás sistemas sigan funcionando a pesar de la avería parcial.

  • Mayor sencillez en la administración:

Como se dijo, el sistema va almacenando información para que el monitoreo se haga de forma muy sencilla. El sistema, a través de sus subsistemas produce periódicamente reportes y también la detección de fallos. Los datos aportados por estos reportes permiten un mejor análisis para detectar un mal funcionamiento y repararlo antes de que se produzca el fallo.

En un futuro no muy lejano, además de la automatización de edificios y viviendas unifamiliares, se hablará de ciudades automatizadas, con la información en todo momento, más limpieza, menor consumo y ecológicamente eficientes.

Dejanos tu comentario

Tu dirección de email no va a ser publicada

Top