¿Cómo proteger un negocio en verano?

cómo proteger un negocio en verano

Al iniciar la temporada vacacional, muchos empresarios se preocupan por la seguridad de sus instalaciones. Existen métodos muy efectivos para obtener el máximo resguardo. En esta nota conocerás cómo proteger un negocio en verano.

Integración de seguridad electrónica para el verano

El verano en Argentina trae consigo muchas características importantes. Por un lado, se reactivan sectores como turismo, recreación y transporte. Por el otro, es usual que muchos negocios cierren sus puertas temporalmente o disminuyan su actividad.

Gran parte de la población sale de vacaciones en esta época del año. Así, la gente aprovecha el clima favorable para viajar dentro o fuera del país. Como consecuencia, muchas oficinas y establecimientos se quedan sin personal.

Esto también hace que algunas empresas trabajen en horarios reducidos o que optimicen sus instalaciones. Para ello, cierran algunas áreas y concentran el personal restante en un mismo espacio.

A raíz de esto, los edificios que quedan vacíos o con pocos trabajadores requieren un plus de protección. Por lo tanto, la integración de seguridad electrónica es fundamental para mantener una edificación resguardada.

Algunos dispositivos recomendados para usarse en el verano, que también son útiles durante el resto del año, son:

cómo proteger un negocio en verano

1. Cámaras de seguridad.

Captan imágenes en tiempo real en un perímetro determinado. Una vez hecho esto, las transmiten inmediatamente a un procesador que las envía a la central de monitoreo. Allí las imágenes son analizadas y los posibles eventos registrados son atendidos.

También hay manera de ingresar a las cámaras desde una app móvil, donde los usuarios pueden observar en tiempo real las grabaciones.

2. Sistemas de alarma.

Por lo general, las alarmas se configuran en un perímetro que también cuenta con cámaras de seguridad. Además, cada sistema de alarma posee un mecanismo de generación de alertas que opera en dos fases.

Por un lado, emite un mensaje a la central de monitoreo para avisar que ocurre un hecho irregular. Por el otro, activa un mecanismo de disuasión basado en sonidos repetitivos y constantes. En ocasiones, esto va a acompañado por luces de alerta.

3. Controles de acceso.

A veces no basta con instalar uno o dos sistemas de seguridad electrónica. Si ya se cuenta con cámaras y alarmas, los controles de acceso completan un perfecto pack para el verano.

Estos mecanismos sirven para registrar y verificar quién entra o sale de la empresa. Además, este proceso se hace en tiempo real y puede ser supervisado directamente por el encargado de recursos humanos. Debido a esto, es posible conocer cuántas personas hay dentro de la edificación en cada momento. Estos equipos también ayudan a llevar un registro de asistencia y cumplimiento de la jornada laboral.

4. Cercos eléctricos.

Si las instalaciones se encuentran rodeadas por una pared, un muro o un enrejado, los cercos eléctricos son soluciones interesantes. Estos consisten en vallas conectadas directamente a la corriente, capaces de emitir una descarga a quien intente atravesarlas. Así se suben al máximo los niveles de protección en el verano, sobre todo si la empresa queda sola.

cómo proteger un negocio en verano

Conclusiones sobre cómo proteger un negocio en verano.

Es indistinto si el local se encuentra en plena calle, en un centro comercial o en un edificio de oficinas. En todos los casos, la prevención es un factor clave para protegerlo. Por este motivo, la implementación de seguridad electrónica es una medida preventiva muy eficiente.

Aunque los empleados del negocio se ausenten durante el verano, es importante mantenerse en contacto con la central de monitoreo. También es necesario contar con el número de contacto de los cuerpos de seguridad, como bomberos y policía.

De cualquier modo, la temporada de verano no exime la responsabilidad de aplicar medidas de protección el resto del año. De hecho, es fundamental que el negocio se mantenga totalmente protegido en cada temporada.

Tras responder cómo proteger un negocio en verano, se recomienda ampliamente contactar con un proveedor de seguridad electrónica. Su personal estará siempre dispuesto a ofrecer los mejores productos, configurándolos e instalándolos donde sea preciso.

¡Compartir es demostrar interés!