Computación en la nube (Cloud Computing)

Computación de la nube

Computación en la nube es un término general para cualquier cosa que implica la entrega de servicios alojados en Internet. Estos servicios se dividen ampliamente en tres categorías: Infraestructura como servicio (IaaS), Plataforma como servicio (PaaS) y Software como servicio (SaaS). El nombre computación en la nube se inspiró en el símbolo de nube que se utiliza a menudo para representar Internet en los diagramas de flujo y diagramas. 

Un servicio de nube tiene tres características que lo diferencian de un alojamiento web tradicional:

  • Se vende a pedido, normalmente por el minuto o la hora
  • Es elástico, un usuario puede tener tanto o tan poco de un servicio como quieran en cualquier momento
  • El servicio es completamente administrado por el proveedor (el consumidor no necesita nada solo un ordenador personal y acceso a Internet).

Importantes novedades en virtualización y computación distribuida, así como la mejora del acceso a Internet de alta velocidad, han acelerado el interés en cloud computing.

Una nube puede ser pública o privada. Una nube pública vende servicios a cualquier persona en Internet (actualmente, Amazon Web Services es el proveedor más grande de la nube pública). Una nube privada es una red propietaria o un centro de datos que proporciona servicios a un número limitado de personas. Privado o público, el objetivo de la computación en nube es escalable, fácil acceso a recursos y servicios de computación.

Cloud Computing

Modelos de implementación de computación en la nube

Los servicios en la nube privada se entregan desde un centro de datos a los usuarios internos. Este modelo ofrece la versatilidad y la comodidad de la nube, conservando la gestión, control y seguridad comunes a los data centers locales. Proveedores y tecnologías de nube privada comunes incluyen VMware y OpenStack.

En el modelo de nube pública , un proveedor de servicios de terceros ofrece el servicio en la nube en Internet. Los servicios de nube pública se venden a pedido, normalmente por el minuto o la hora, aunque compromisos a largo plazo están disponibles para muchos servicios. Los clientes sólo pagan los ciclos de CPU almacenamiento ancho de banda que consumen. Principales proveedores de servicios de nube pública incluyen Amazon Web Services (AWS), IBM y Microsoft AzurePlataforma de Cloud de Google .

Una nube híbrida es una combinación de servicios de nube pública y un nube privada local, con orquestación y automatización entre los dos. Las empresas pueden ejecutar cargas de trabajo de misión crítica o aplicaciones sensibles en la privada y usan la nube pública para manejar una carga por ráfagas o picos en la demanda.

El objetivo de una nube híbrida es crear un ambiente unificado, automatizado y escalable que se aprovecha de todo lo que una infraestructura de nube pública puede proporcionar, mientras que todavía mantiene control sobre datos de misión crítica.

Además, las organizaciones están adoptando cada vez más un modelo multicloud , o el uso de múltiples proveedores de infraestructura como servicio. Esto permite que las aplicaciones migran entre los proveedores de nubes diferentes o incluso operar simultáneamente en dos o más proveedores de la nube.

Las organizaciones pueden adoptar multicloud por varias razones. Por ejemplo, lo podrían hacer para minimizar el riesgo de una interrupción del servicio cloud o tomar ventaja de precios más competitivos de un proveedor particular.

Computación de la nube

Cloud computing: las características y beneficios

La nube informática cuenta con varios atractivos beneficios para empresas y usuarios finales. Cinco de los principales beneficios de la computación en la nube son:

Los usuarios finales pueden hacer generar recursos computacionales para casi cualquier tipo de carga de trabajo bajo demanda. Esto elimina la necesidad tradicional de los administradores de TI de hacer provisioning y administrar recursos computacionales.

Las empresas pueden ampliar tanta capacidad de computación como necesiten y escalar en función de sus requerimientos. Esto elimina la necesidad de enormes inversiones en infraestructura local, que puede o no permanecer activo.

Recursos computacionales se miden a un nivel granular, permitiendo a los usuarios pagar por los recursos y las cargas de trabajo que utilizan.

  • Capacidad de carga de trabajo:

Proveedores de servicios cloud a menudo implementan recursos redundantes para asegurar un almacenamiento consistente y que las cargas de trabajo importantes de los usuarios se distribuyan a menudo a través de múltiples regiones globales.

  • Flexibilidad de migración:

Organizaciones pueden mover ciertas cargas de trabajo desde o hacia la nube, o a plataformas en nubes diferentes, bajo demanda o automáticamente, para mejorar sus costos o cubrir nuevos servicios que surjan.

Tipos de servicios de cloud computing

Aunque Cloud Computing ha cambiado con el tiempo, se ha dividido en tres categorías de servicio amplia: infraestructura como servicio (IaaS), plataforma como servicio (PaaS) y software como servicio (SaaS).

Proveedores de IaaS  tales como AWS, ofrecen una instancia de servidor virtual y almacenamiento, así como las API que permiten a los usuarios migrar cargas de trabajo a una máquina virtual.

Los usuarios tienen una capacidad de almacenamiento de información asignado pueden iniciar, detener, acceder y configurar la VM y el almacenamiento de información según lo deseado.

Los Proveedores de IaaS ofrecen tamaños diversos de memoria y cálculo optimizado, además de instancias de modificación para requisitos particulares, para diversas necesidades de carga de trabajo.

En el modelo de la PaaS, los proveedores de cloud ofrecen herramientas de desarrollo de sus infraestructuras. Los usuarios pueden acceder a estas herramientas por Internet mediante APIs, portales web o software de puerta de enlace. PaaS se utiliza para el desarrollo de software en general, y muchos proveedores de PaaS alojan el software después de que se desarrolla. Proveedores de PaaS comunes pueden ser Force.com de Salesforce, AWS Elastic Beanstalk y Google App Engine.

SaaS es un modelo de distribución que ofrece aplicaciones de software sobre Internet; estas aplicaciones se denominan servicios web. Los usuarios pueden acceder a servicios y aplicaciones de SaaS desde cualquier lugar utilizando un ordenador o dispositivo móvil que tenga acceso a Internet. Un ejemplo común de una aplicación SaaS es Microsoft Office 365 para la productividad y servicios de correo electrónico.

¡Compartir es demostrar interés!