Gusano informático: ¿Qué es y en qué se diferencia con un virus?

Gusano informático

La seguridad informática nos imprime la necesidad de aprender todo un nuevo vocabulario del delito. En esta nota te contamos todo lo que tenés que saber sobre los gusanos informáticos en el sistema.

Si sos una persona que medianamente utiliza computadoras, para trabajar, comunicarte, realizar transferencias o, simplemente, como entretenimiento, probablemente en algún momento escuchaste hablar de los ataque de “gusanos informáticos”.

Esto no es un terrario dentro de la computadora, sino que tienen el potencial de generar un daño mucho más grave y tenés que aprender al respecto para detectarlos a tiempo y frenar su propagación.

Este tipo de ciberdelito que perpetúan piratas informáticos no se trata de seres vivientes que se generan por la falta de limpieza física en la computadora, pero sí es un tipo de malware que reúne cierta independencia y demanda que tomes medidas de acción que pueden implicar un formateo de todo el equipo.

Los gusanos informáticos, a diferencia de los virus, tiene la propiedad de duplicarse a sí mismos. Para hacer esto, este tipo de malware hace uso de las funciones automáticas de los sistemas operativos, que normalmente son invisibles para los usuarios, y así pueden actuar sin ser percibidos.

De esta forma, los gusanos informáticos pueden desparramarse por la red y propagarse de computadora a computadora sin la necesidad de que un usuario intervenga en el procesos como sí es requerido este paso en el ataque de un virus.

Como hemos mencionado en otras oportunidades, un virus informático necesita de un usuario desprevenido para instalarse en un equipo, a través de un click en un enlace, al compartir un archivo, etc. Sin embargo, los gusanos no necesitan alterar los archivos de los programas, sino que se ubican en la memoria RAM y se duplican a sí mismo causando problemas en la red.

¿Cómo operan los gusanos informáticos?

 

Una vez instalado en el sistema operativo, como ya mencionamos, el gusano informático tiene la capacidad de replicarse así mismo. De esta forma, la computadora se convierte en un emisor de cientos o miles de copias del mismo gusano creando daños que crecen de forma escalonada entre los equipos afectados.

Por esta razón, se dice que los gusanos informáticos pueden causar un daño aún más grave que los virus y pueden ser detectados por un inusual proceso lentificado en la conexión a Internet. Esto se debe a que gracias a su forma de operar, suelen causar que el equipo consuma mucho ancho de banda.

qué es un gusano informático

¿Cuáles son las principales diferencias entre los gusanos informáticos y los virus?

Para explicarlo de forma sintética, aquí enumeramos las 4 características principales que diferencian a los gusanos informáticos de los virus:

  1. Los gusanos informáticos se replican a sí mismo sin necesitar la mediación de un usuario que sea el conductor del malware como ocurre con los virus.
  2. Los gusanos generan que la conexión a Internet sea más lenta ya que al tomar la computadora como emisora por la red, produce un gran consumo de ancho de banda.
  3. Los virus, a diferencia de los gusanos informáticos, concentran su ataque en corromper determinados archivos de las computadoras.
  4. Los gusanos informáticos requieren de una red de computadoras para establecer un ejército de emisores del malware que enviará copias del mismo a otras terminales en la red, sin necesidad de que intervenga en este proceso el operador del equipo.

¿De dónde surgen los gusanos informáticos?

El primer gusano informático de la historia se conoció como el “gusano Morris” que infectó en 1988 a una gran parte de los servidores activos hasta ese momento. El nombre de este gusano fue dado luego de identificar al programador que lo perpetró: Roberto Tappan Morris.

El experto informático fue sentenciado a tres años de prisión por este crimen por “demostrar las deficiencias de las medidas de seguridad actuales en las redes informáticas mediante la explotación de los defectos de seguridad que él había descubierto”.

El descubrimiento y ataque de Morris alertó a las principales empresas de seguridad informática para desarrollar los primeros firewall que permiten bloquear el acceso no autorizado de los gusanos informáticos.

¡Con información estamos mejor preparados!

Para evitar que nuestra computadora sea infectada con un gusano informático es importante tener siempre tanto el antivirus como los sistemas operativos actualizados. Esto nos permitirá acceder a las barreras de seguridad desarrolladas para frenar el ataque de las últimas innovaciones de los cibercriminales.

Del mismo modo, ante la sospecha de que un gusano informático invadió tu computadora, es necesario realizar una limpieza completa, que incluye el reseteo del sistema operativo y la eliminación de todos los archivos de dudosa procedencia.

Para más información, te invitamos a leer en este mismo blog sobre las claves de seguridad informática que tenés que conocer y cómo realizar una correcta protección de los datos de tu compañía.

En materia de seguridad, siempre la información será la clave para poder efectuar una buena protección y combatir el ciberdelito.

¡Compartir es demostrar interés!