5 imprescindibles medidas de seguridad para bebés en casa

medidas de seguridad para bebes en el hogar

¿Tenés un bebé en casa o está por llegar? ¡Aplicá estas 5 medidas de seguridad para bebés en casa!

Hay una verdad de la que todo padre o madre puede dar fé: Los bebés no entienden de peligro. No se trata solo de golpes por primeros pasos, existen muchísimos riesgos para los cuales hay que estar preparados: quemaduras, intoxicaciones, cortes, etc.

Los 10 principales riesgos, por orden de mayor a menor frecuencia, son:

  1. Asfixia por objetos pequeños
  2. Intoxicaciones con medicamentos y líquidos
  3. Reacciones alérgicas
  4. Quemaduras por estufas, líquidos calientes o focos de incendio
  5. Electrocuciones con aparatos y enchufes
  6. Traumatismos por caídas y golpes
  7. Heridas por armas de fuego
  8. Lesiones con armas blancas
  9. Cortes de diferentes grados
  10. Ahogamiento por sumersión 

¡El peligro está en todas partes! Como dijo Chespirito, ¡Que no panda el cúnico! Vas a encontrar decenas de consejos para cuidar a los bebés en Internet, pero decidimos compartir aquí 5 claves para su seguridad.

5 consejos claves para hacer el hogar más seguro para un bebé

Lo principal es comprender que la seguridad de un menor siempre es responsabilidad de un adulto. Los accidentes pueden ocurrir, y son más comunes de lo que cualquier padre puede imaginar. No obstante, está en las manos de los padres y madres optimizar las herramientas para un ambiente seguro:

1. Supervisa la calidad de los juguetes de acuerdo a la edad y fabricantes:

No siempre lo más caro es mejor y a veces lo barato sale caro. La elección de un juguete para un niño nunca debe ser considerada según su precio sino por la edad recomendada por el fabricante y la autorización para su comercialización. Lamentablemente, existen en el mercado productos que se venden para bebés pero no son aptos y revisten riesgos de desprendimiento de partes, intoxicaciones por pinturas ilegales, peligro de generar asfixias, cortes, etc.

Medidas de Seguridad para Bebés en Casa

2. No dejes al alcance -ni a la vista- de los niños lo que no deben tocar:

Un bebé, por más que parezca que, entre el año y los dos años, ya entiende todo lo que le dicen, no es lo mismo comprender que razonar. Un bebé no razona que no debe tocar ciertos productos ni ingerirlos porque son peligrosos para su bienestar.

Lo mejor es no tentar su curiosidad inagotable y no dejar a su alcance lo que no querés que llegue a sus manos como: frascos, envases y recipientes de vidrio, tijeras, cuchillos, navajas, medicamentos, productos de limpieza, encendedores, etc. Ni al alcance, ni a la vista.

Luego de aprender a caminar, el siguiente desafío del niño será trepar. Sí, lo vas a ver usando estantes o sillas como escalones, sumando al riesgo del producto vedado también el peligro de caídas o aplastamiento porque un mueble se le vino encima.

3. No los pierdas de vista:

Los baby calls son una herramienta muy útil, pero la tecnología nos brinda nuevas cómodas facilidades para un monitoreo constante como son las cámaras de videovigilancia. De esta forma, los padres no sólo pueden supervisar que está siendo su hijo en su cuarto brindándoles independencia y libertad, sino también pueden seguir observarlos inclusive, remotamente, cuando es dejado a cargo de una niñera o un familiar. Hoy podés seguir incluso las filmaciones desde un celular y, además de cuidarlos, ¡no te perderás ni un segundo de este fascinante período que es verlos crecer!

4. Auditá los riesgos de quemadura que puede presentar tu hogar para limitarlos:

Asegurate de que la instalación eléctrica esté actualizada y en buenas condiciones para que ningún artefacto pueda desencadenar un incendio en caso de problemas de tensión del suministro.

Instalá detectores de monóxido de carbono para poder reaccionar a tiempo y extintores de incendio en cocinas. Utilizá las hornallas de atrás de tu anafe y no permitas que los mangos de las sartenes sobresalgan del aparato.

Asimismo, procura que los ambientes estén siempre ventilados. ¿Sos de los que andan con el mate por todas partes? Utilizá un termo con cierre para almacenar el agua y no la pava que permanece caliente y puede volcarse al empujar una pata de la mesa, por ejemplo.

5. Utilizá los cercos y rejas de seguridad diseñadas especialmente para bebés:

No sólo para impedir que suban o bajen de escaleras sin supervisión, sino también podés considerar estas herramientas para cercar ambientes peligrosos, como la cocina cuando esté el horno prendido.

También es fundamental contar con cercos apropiados para piletas. Del mismo modo, revisar que todos los picaportes estén en buenas condiciones. Abrir y cerrar puertas es una gran fascinación de los bebés, ¡no vas a querer que se quede encerrado porque un picaporte se desprendió de un portazo o golpeó su cabecita al caer!

A partir de estas medidas de seguridad para bebés en casa, podrás brindar un ambiente sano y seguro para acompañar su crecimiento. Es fundamental que los padres se sientan tranquilos. La tranquilidad de los padres es vital, para otorgarle al bebé una infancia feliz, sin ahogarlos de los miedos y preocupaciones de adultos.

¡Compartir es demostrar interés!