Qué hacer ante una estafa por Internet

Hoy en día, con el desarrollo de lo digital, el delito cibernético está cobrando mucha relevancia. Por eso, te invitamos a seguir leyendo este artículo para que sepas qué hacer ante una estafa por Internet.

Hay una serie de estafas por Internet que son las más habituales, y se producen cuando una persona es defraudada en su buena fe, abonando una cantidad de dinero.

Puede ser por la compra de un producto o servicio inexistente, o por la promesa de algún trabajo o trámite por el cual se debe hacer un depósito previamente.

¿Cuáles son las estafas más comunes?

Para tener en cuenta, las estafas que más se producen por la web son:

  • Un producto que se ofrece a un precio extremadamente barato.
  • Un ofrecimiento de trabajo con una remuneración excelente, con posibilidades de ascenso rápido, en algún país europeo y con visa incluida.
  • El ofrecimiento de préstamos a muy bajo interés, pero con la condición de depositar una cantidad inicial para su tramitación.
  • El anuncio, mediante una carta de un familiar que no existe, de una herencia en otro país, pero que para obtenerlo se debe hacer un depósito.
  • La utilización de phishing, o pesca en Internet, a través de una página fraudulenta. Este ciberdelito, generalmente, se realiza con la simulación de una página de alguna financiera, para que el incauto deje las contraseñas de sus cuentas, números de tarjetas de crédito, que luego serán utilizados para estafar.
  • El ingreso de dinero del extranjero depositándolo en una cuenta local. Se pide titular de la cuenta y un depósito inicial para habilitar la transferencia

También puede darse en el alquiler de casas, que no son lo que se ofrecía; en agencias de turismo, promoviendo hoteles de cinco estrellas a un precio irrisorio, y muchas más.

¿Cómo actuar ante este problema?

Para hacer conocer este tipo de estafas u otros que pudieran ocurrir, se debe hacer la denuncia correspondiente ante la División de Delitos Tecnológicos de la Policía Federal Argentina.

Si el delito se relaciona con el robo de datos personales, cuentas u otros datos, ante la Dirección Nacional de Protección de Datos Personales. Pero antes de esto, se deben guardar todas las pruebas como chats, emails, mensajes de voz, y otras para presentarlas ante las autoridades al hacer la denuncia.

También, puede haber problemas, cuando se vende un producto a través de algunas de las páginas de venta más conocidas, se debe verificar el cupón de pago o el email de la empresa. Hay profesionales de la estafa por Internet, que envían emails falsos, como por ejemplo diciendo que el pago ya se realizó, y exigen la entrega del producto.

No se debe entregar el producto hasta que el banco en que se posee la cuenta, acredite que el importe ya ingresó, por más que el comprador lo exija.

estafa por internet

¿Qué hacer ante una estafa por Internet?

Para evitar este tipo de estafas por la web, se pueden seguir algunos pasos:

  • Detectar impostores:

En la mayoría de los casos, un estafador se hace pasar por un familiar, un operador del banco, un funcionario o una entidad no gubernamental. No se debe enviar dinero, ni informaciones personales, claves, contraseñas, ni ningún otro dato.

  • Utilizar los buscadores:

Sobre todo cuando se realiza una compra, se debe estar seguro de que quien la ofrece, tiene una buena reputación.

  • No realizar depósitos o pagos por adelantado:

Muchas veces se piden por diversas modalidades de  estafas, el depósito o pago a cuenta de una cantidad de dinero para gastos de gestión. Si esto sucede, por más convincente que suene el argumento, se debe cerrar la página de inmediato.

  • Tener cuidado extremo

En el caso de phishing, el cuidado debe ser extremo, pues está realizado por estafadores profesionales que son expertos en informática. Mediante el envío de emails o mensajes de texto emulando los que envían las empresas o bancos con los que se opera, piden datos para realizar luego las estafas.

  • No actuar por impulso

Se pueden recibir emails que  tienen archivos adjuntos o enlaces en los que se pide clickear. Muchas veces estos archivos adjuntos piden que se confirmen algunos datos, como el número de tarjetas de crédito, por ejemplo. En otras ocasiones puede tratarse de que se informa de un problema en la cuenta bancaria y solicita los datos correctos. Nunca se debe hacer clic en estos enlaces y mucho menos facilitar datos personales.

La seguridad es importante que esté presente en cada uno de los momentos de nuestra vida, sobre la propiedad, el auto, el comercio, empresa u oficina y también por Internet.

¡Compartir es demostrar interés!