¿Qué es un inhibidor de alarmas y para qué se utiliza?

inhibidor de alarmas

El inhibidor de alarmas es, como su nombre lo indica, un recurso utilizado para bloquear señales de alarma. En realidad, la venta de inhibidores de alarmas está prohibida en Argentina. Su uso está reservado a las fuerzas de seguridad y empresas especialmente autorizadas. Sin embargo, una simple búsqueda en Internet permite descubrir lo fácil que es adquirir un inhibidor de frecuencias. La prohibición busca frenar los robos, puesto que el inhibidor de alarmas inutiliza estos dispositivos instalados en automóviles o domicilios.

¿Cómo funciona el inhibidor de alarmas?

El inhibidor de alarmas es un dispositivo que bloquea las señales del dispositivo de alarma del automóvil o domicilio. Los inhibidores pueden actuar sobre señales radioeléctricas, Wifi o GPS. De hecho, cualquier dispositivo inalámbrico puede ser inhibido.

Queda claro que el uso de un inhibidor de alarmas por parte del público en general es ilegal. Su objetivo es interferir la comunicación entre dos dispositivos que se enlazan de manera inalámbrica.

Te puede interesar: Detección de jamming: ¿Qué es y cómo se utiliza?

Esta técnica, conocida también como jamming, consiste en generar una señal con otro dispositivo, en la misma frecuencia que la que se desea interferir. Así, se impide que se active la alarma o el dispositivo se comunique con la central.

Sin embargo, también pueden sobrecargar el canal con señales más fuertes, o generar ruido para que el receptor no detecte la señal del emisor.

Los sistemas cableados son más difíciles de interferir que los inalámbricos. Por este motivo, el inhibidor de alarmas es muy utilizado para el robo de automóviles.

Uso legal del inhibidor de alarmas

En Argentina, al igual que otros países del mundo, el uso y veta de equipos como el inhibidor de alarmas está prohibido para el público en general.

Hasta 2019 la reglamentación argentina solo permitía el uso del inhibidor de alarmas en casos relacionados con la seguridad pública.

Sin embargo, luego se emitió la Resolución Conjunta 3/2019 entre el Ministerio de Seguridad y el Ente Nacional de Comunicaciones.

Te puede interesar: Prevención de robos en transporte de cargas

Esta resolución dictamina lo siguiente:

  • Prohibición del uso de dispositivos que entorpezcan o inhiban la comunicación radioeléctrica entre dos o más estaciones fijas o móviles.
  • Excepción de esta prohibición para las fuerzas policiales y de seguridad de la Nación y las provincias.
  • Posibilidad de autorización, por parte del Ministerio de Seguridad, para la instalación de inhibidores de alarmas en forma temporal o permanente, en entidades públicas y del sector financiero que lo justifiquen.

Así, queda claro que el uso del inhibidor de alarmas queda reservado al ejercicio de las funciones de las fuerzas de seguridad. También, en casos específicos, por razones de seguridad e interés general, a otros entes públicos o financieros.

Cómo defenderse: dispositivos y buenos hábitos de seguridad

Sin embargo, los delincuentes actualmente pueden interferir las señales de alarmas con otros aparatos de uso legal, como handys o incluso aparatos de fabricación casera, poco sofisticados pero efectivos. Por ese motivo es importante que el sistema de alarmas cuente con una defensa para estos casos.

Además, se deben adoptar buenos hábitos de seguridad que impidan el ataque con un inhibidor de alarmas. 

Entre los buenos hábitos destacamos:

  • Revisar el cierre. Activar la alarma del auto al descender, pero acercarse y revisar que esté cerrado. El inhibidor de alarmas actúa justo en el momento del cierre, pero no cuando el auto ya está cerrado.
  • Observar el entorno. Los delincuentes se ubican a pocos metros del vehículo elegido, ya que el alcance de estas señales es como máximo de 40 a 50 metros. Los equipos más simples tienen un alcance de 5 a 15 metros.
  • Instalar un anti-inhibidor de alarmas en un lugar oculto, lejos de puertas y ventajas.
  • Utilizar dos tarjetas SIM de diferentes proveedores, y un sistema de activación que permita activar la segunda tarjeta cuando los datos no pasan por la primera.

Leé también: Alarma monitoreada para empresas 

En tanto, respecto de las tecnologías, recomendamos:

  • Adquirir equipos con sistemas anti-inhibidor de alarmas. Estos sistemas detectan la interferencia y pueden cambiar de canal automáticamente.
  • Envío de señal. Otros equipos pueden enviar una alarma a la central cuando detectan una interrupción de la comunicación. En tanto, el sistema sigue funcionando fuera de línea.
  • Pérdida de Wifi. En el caso de interferencias en sistemas Wifi los equipos siguen funcionando normalmente a través de la tarjeta SIM, enviando un mensaje de alerta.

¿Necesitás más información sobre el sistema anti-inhibidor de alarmas? Los expertos de USS Argentina tienen más información.

¿Te resultaron útiles estos datos? ¡Dejanos tus comentarios!

¡Compartir es demostrar interés!