Tipos de cerraduras de seguridad que debes conocer

cerraduras de seguridad

Una cerradura es un mecanismo que se utiliza para abrir o cerrar una puerta u objeto. Básicamente las cerraduras se diferencian por tres elementos: modo de cierre, tipo de instalación y nivel de seguridad. Así, los dispositivos más modernos, con códigos de bloqueo o multipunto, claramente son cerraduras de seguridad más alta que las comunes o tradicionales. Sin embargo, para decidir se deben tener en cuenta varios factores. A continuación, todo lo que debes saber para instalar tus nuevas cerraduras.

¿Cuáles son las cerraduras más seguras?

Dentro de los diferentes tipos de cerraduras encontramos algunas con mayores niveles de seguridad que otras.  En tanto, para instalar cerraduras que ofrezcan mayor seguridad y comodidad se deben tener en cuenta varios parámetros.

  • Tipo de vivienda. No es lo mismo asegurar la entrada de un departamento que una casa. Ésta tiene más puntos de acceso, como garaje, ventanas o puerta trasera además de la puerta principal.
  • Nivel de seguridad deseado. Debe evaluarse en términos de seguridad, practicidad, estética y costo.
  • Contratos de seguros. Las compañías pueden exigir determinado tipo de cerraduras de seguridad para garantizar el reembolso en caso de robo.
  • Seguridad adicional. Las cerraduras de seguridad deben reforzarse con elementos adicionales, Por ejemplo, barras, mirillas ópticas o cadenas abrepuertas.

Te puede interesar:  10 beneficios de las cerraduras eléctricas

Así, no hay una respuesta estandarizada acerca de cuáles son las mejores cerraduras de seguridad. En realidad, se debe realizar una evaluación profesional en cada caso antes de tomar una decisión.

Tipos de cerraduras de seguridad para puertas

Hay numerosos modelos. Sin embargo, las cerraduras se distinguen por tres elementos:

  • Instalación. En superficie, empotrada, aerodinámica o con manilla.
  • Nivel de seguridad. Perno abatible y cantidad de puntos. Entonces, las más seguras son las de tres y cinco puntos. Además, elementos de seguridad adicionales. 
  • Sistema de cierre. Llave, tarjeta, código, sistema biométrico o antipánico.

El mayor nivel de seguridad se logra con la correcta combinación de factores. Por ejemplo, una cerradura multipunto puede ser fácil de violar si el cilindro no es seguro. En este caso se debe instalar una moldura o blindaje.

Te puede interesar: ¿Qué es la técnica snapping y cómo prevenirla?

Por otra parte, las cerraduras se clasifican de acuerdo con su resistencia al robo, en función del tiempo de superación de la cerradura en pruebas de laboratorio. Así, las etiquetas utilizadas en Europa son:

  • A2P1. 5 minutos.
  • A2P2. 10 minutos.
  • A2P3. 15 minutos.

Según el tipo de puerta las cerraduras de seguridad recomendadas son:

  • Interiores. Cerraduras integradas, con o sin manijas.
  • De baños. Cerradura de palanca con cerrojo o pestillo.
  • Acceso principal. Cerradura blindada de tres o cinco puntos. Según las necesidades, la apertura puede ser mediante llave, código, tarjeta o sistema biométrico.
  • Puerta de entrada a casas de departamentos. Cerrojo eléctrico con código, tarjeta o sistema biométrico.
  • Salidas de emergencia. Barra antipánico según normas IRAM.
  • Portones. Cerradura automatizada con mando a distancia.

Cerraduras de seguridad para cajas fuertes

Muebles, buzones de correspondencia y cajas fuertes son otros elementos que pueden requerir cerraduras de seguridad.

Centrándonos en la caja fuerte, los distintos modelos cuentan con numerosos dispositivos de cierre. En realidad, el objetivo es que la cerradura proporcione máxima seguridad y tenga un funcionamiento impecable.  También se deben tener en cuenta los requisitos de las compañías de seguros.

  • Caja fuerte con código mecánico. Utiliza un dial y una combinación de discos para abrir la caja. En tanto, opcionalmente puede contar con una llave.
  • Teclado. La caja está asegurada por una cerradura de código numérico.
  • Candado biométrico. La apertura se produce por reconocimiento de huella dactilar o iris del ojo.

Cerraduras para automóviles

Cada vehículo tiene su propia cerradura. Por lo tanto, existen diferentes sistemas para una mayor seguridad. De hecho, estas tienen como misión abrir el vehículo y prevenir el riesgo de robo.

  • Llaves remotas. Responden a un sensor ubicado sobre el tablero. Abren todas las cerraduras al mismo tiempo.
  • Llave de botón. Opera acoplada al sistema de encendido mediante un código digital, reconocimiento biométrico o de voz.
  • Llave electrónica. Contiene un comando a distancia por infrarrojo o radiofrecuencia. Cuando se acciona el encendido del vehículo, el dispositivo activa el flujo de corriente eléctrica. De hecho, el sistema consta de dos partes, una ubicada en la llave y otra en el interruptor de encendido.

Leé también: Sistemas de control de accesos

¿Estás pensando en instalar cerraduras de seguridad en tu hogar o negocio? Los expertos de USS Argentina tienen más información.

¿Te resultaron útiles estos datos? ¡Déjanos tus comentarios!

¡Compartir es demostrar interés!