¿Qué es la técnica snapping y cómo prevenirla?

técnica snapping

¿Qué es la técnica snapping y cómo prevenirla?

La cerradura de cilindro o Yale es una de las más utilizadas. Tiene varias espigas cilíndricas o de bloqueo. A diferencia de otras cerraduras, no es accionada directamente por la llave, sino por una pieza intermedia que actúa sobre el cerrojo. Hay muchos tipos de cerraduras de cilindro de diferentes niveles de seguridad. Los delincuentes suelen utilizar el “snapping”, rotura de cilindro o desbloqueo para entrar en casa ajena.  Aunque las cerraduras más nuevas son resistentes, la técnica snapping es cada vez más utilizada. Se debe a que para los ladrones es un procedimiento rápido, fácil y discreto. A continuación, cómo prevenirla y asegurar tu hogar o negocio.

¿Qué es la técnica snapping?

La técnica snapping consiste, literalmente, en hacer saltar el cilindro, romperlo para exponer el rotor y luego girarlo con un destornillador. De hecho el nombre en inglés significa “chasquido”, en alusión al ruido que hace el cilindro al saltar.

Se diferencia del “bumping” en que para esta técnica los delincuentes utilizan una llave maestra. En tanto, en el snapping se emplea una herramienta, como un destornillador, para desbloquear la cerradura.

Te puede interesar: 4 consejos para evitar robos en casa

Es una técnica agresiva y deja huellas. Sin embargo, según algunas estadísticas, hasta el 25% de los robos en viviendas se cometen mediante esta técnica. Se debe a distintos motivos:

  • Muchas cerraduras de cilindro tienen un punto débil en el centro que inhibe todos los demás puntos de bloqueo.
  • La cerradura se puede abrir rápidamente, desde unos segundos hasta 2 minutos.
  • No requiere herramientas o conocimientos especializados.
  • Aunque deja algunas huellas, es más discreto que escalar o romper una ventana para intentar entrar.
  • Las cerraduras de cilindro más fáciles de romper son los cilindros individuales, dobles y giratorios.

Cómo prevenir la técnica snapping

Para prevenir este delito, lo más importante es contar con cerraduras anti-snapping. Estas cerraduras son cilindros de seguridad con líneas anti-snap o antibloqueo.

Por lo tanto, si el delincuente aplica fuerza a cualquiera de los extremos del cilindro, se romperán estas líneas y no el centro, manteniendo intacto el mecanismo.

Para saber si tus cerraduras de cilindro son seguras, observa si la cerradura sobresale de la manija de la puerta. Si es así, puede ser que necesites una actualización.

Por otra parte, si la cerradura se instaló antes de 2011, también es probable que no sea una cerradura anti-snapping. Es porque la prueba estándar para cerraduras anti-snap se aprobó ese año.

Te puede interesar: Recomendaciones de seguridad en vacaciones

La mejor manera de evitar la técnica snapping es instalar las cerraduras adecuadas en todo el hogar. Para ello hay que revisar los puntos de entrada e instalar nuevas cerraduras si es necesario.

Además, la cerradura debe instalarse correctamente. Si está mal ajustada es propensa a la ruptura. Los cilindros varían según el grosor de la puerta y la manija.  Cuanto más accesible sea el cilindro, más fácil será que se aplique la técnica snapping. 

Si el montaje es correcto, la cerradura no sobresale de la puerta más de 3mm.

¿Dónde instalar cerraduras anti-snap?

Como dijimos, las cerraduras anti-snap son cerraduras de cilindro de alta seguridad. Están diseñadas para proteger contra la rotura del cilindro. Mayormente, este tipo de cerraduras se encuentra en las puertas de PVC.

Para saber dónde instalar las cerraduras seguras y evitar la técnica snapping, es necesario analizar los puntos de entrada al hogar o negocio.

Sin embargo, en líneas generales, podemos decir que las cerraduras seguras deben instalarse en:

  • Puertas delanteras, traseras y laterales.
  • Puertas de patios.

Deben reemplazarse si las puertas son de PVC. También, pueden in stalarse en puertas de otros materiales como madera o aluminio.

Normas de seguridad para cerraduras de cilindro

En el caso de las cerraduras de cilindro, la norma de seguridad vigente es la UNE-EN-1627:2011. En tanto, la norma UNE 85160:2013 se refiere a puertas y herrajes de seguridad.

Esta norma rige para puertas peatonales, ventanas, fachadas, rejas y persianas y califica los productos según su grado de “resistencia a la efracción”. Significa la capacidad de la cerradura para resistir intentos de entrada forzada, utilizando la fuerza física y herramientas predefinidas.

Leé también: USS On, hogar inteligente

De hecho, lo que acabamos de definir como técnica snapping, la norma define seis niveles de resistencia que se corresponden con los distintos métodos de ataque.

Desde este punto de vista, las clases 1, 2 y 3 son las más adecuadas al snapping, ya que son seguras contra:

  • Ladrones ocasionales y no profesionales.
  • Uso de la violencia física para intentar acceder al domicilio.
  • Uso de pequeñas herramientas clásicas.

¿Las cerraduras de tu hogar o negocio previenen la técnica snapping? Los expertos de USS te lo dirán.

¿Te resultó útil esta información? ¡Dejanos tus comentarios!

¡Compartir es demostrar interés!