5 medidas a tener en cuenta para vivir en un edificio seguro

Con el actual nivel de delincuencia, vivir en un edificio seguro se ha transformado en una extrema necesidad. Claro que lograr una seguridad eficiente, incrementará el nivel de las expensas, pero se trata de cuidar a nuestra familia y nuestros bienes.

Por esta razón, pagar seguridad para el edificio no es un gasto, sino una inversión a largo plazo. Para ello, es imprescindible tener algunas consideraciones en relación a la seguridad, junto a los demás copropietarios:

  • Normas
  • Personal de seguridad
  • Infraestructura
  • Tecnología
  • Cámaras de seguridad

Normas

Todos los edificios tienen un “Reglamento de Copropiedad”, donde se establecen las normas básicas de convivencia. Puede incluir las normas de seguridad que se estipulen.

Personal de Seguridad

La inseguridad con que vivimos, si queremos vivir en un edificio seguro,  es recomendable que la propiedad tenga personal de vigilancia. Este personal se encarga de pedir las credenciales a personas desconocidas que quieren ingresar al edificio para alguna reparación o revisión, o simplemente para las visitas, que deben ser autorizadas por el propietario. Además, es indispensable que el personal de seguridad tenga acceso a un recorrido por las zonas de uso en común.

Seguridad en edificio

Tecnología

Actualmente, la tecnología nos brinda muchas herramientas para aumentar la seguridad necesaria para nuestro edificio. Podemos contar con sistemas de alarma sofisticados, que funcionan aunque corten la corriente eléctrica, por ejemplo.

Cámaras de seguridad

Las hay de muchas clases. Incluso algunos modelos pueden operar con muy poca luz (como en las cocheras). Tienen sistema de grabación continuo. Y todo puede estar monitoreado desde una central de monitoreo descentralizada, es decir, que no está dentro del edificio.

Además de incluir estos elementos básicos para la seguridad de un edificio, también hay una serie de medidas a tomar, para mejorar la prevención:

1.     Proteger los accesos

  • La puerta de acceso debe permanecer cerrada con llave las 24 horas. De esta manera, no es posible dar acceso a través de los porteros eléctricos.
  • El acceso a la cochera es aconsejable que tenga un sistema de apertura a distancia, para no tener que bajar del auto al entrar, o al salir.
  • Otro lugar a considerar es la terraza, sobre todo si los edificios linderos tienen una altura aproximada al nuestro.
  • Es aconsejable que haya personal de vigilancia en el acceso principal

Seguridad en edificio

2.     Buzones para cartas

Los buzones para el correo deben estar alejados de la puerta de acceso. Muchos edificios tienen los buzones cerca del portero eléctrico, al lado de la puerta, y esto facilita que alguien se haga pasar por un cartero.

3.     No permitir el acceso a personas desconocidas

  • Suele ocurrir que al salir o al entrar del edificio, nos encontramos con algún visitante que “olvidó” su llave. Lo más aconsejable es no permitirle el acceso, y si no tenemos personal de vigilancia, llamar al encargado antes de abrir la puerta.
  • Si pedimos delivery, siempre bajar a abrir y recibir el pedido fuera del edificio, y jamás mandar a nuestros hijos a recogerlo.
  • Cuando debe venir alguien a realizar una reparación, pedir las credenciales del caso, antes de franquearle la entrada

4.     La iluminación debe ser muy buena

En los accesos al edificio no se debe ahorrar en luz. Hoy, las nuevas tecnologías lumínicas permiten tener una muy buena iluminación sin gastar en exceso. En los accesos, nos solemos encontrar con personas desconocidas, copropietarios o inquilinos, y lo bueno es poder identificarlos a simple vista.

5.     Sistemas de seguridad

La tecnología actual en sistemas de seguridad tiene un alcance solo limitado por nuestro presupuesto y es prioritaria. Si hacemos una comparación, no contar con un buen sistema de seguridad es como no tener ascensores en un edificio de 10 pisos. Si no se puede contar con personal de vigilancia, existen sistemas de seguridad que monitorean todas las zonas del edificio desde un centro de monitoreo a distancia.

En conclusión, vivir en un edificio seguro, depende en gran parte de nosotros y de las decisiones que se tomen en conjunto con los vecinos, en relación al tema. Sentirnos seguros nos brinda tranquilidad.

 

¡Compartir es demostrar interés!