Qué hacer en caso de robo: pasos a seguir

qué hacer en caso de robo

 

¿Fuiste víctima de un asalto o tenés miedo de serlo? Existen varios pasos que debés seguir si una situación de ese tipo llega a ocurrirte. Es por eso que en esta nota te diremos qué hacer en caso de robo.

1.    No oponer resistencia en caso de robo

Aunque una situación de robo puede ser mentalmente desgastante, haciendo que la víctima caiga en un estado de ansiedad, es muy importante mantener el autocontrol. Esto se debe a que no se sabe si el delincuente está armado.

En este sentido, se recomienda encarecidamente no hacer resistencia al delincuente ante un asalto, ya que la prioridad es resguardar la integridad física y, en general, la vida del afectado.

De igual manera, cuando se conserva la calma ante un hecho de este tipo, existe una alta probabilidad de que el mismo delincuente no pierda el control de sí mismo. No se debe olvidar que estas personas suelen estar nerviosas al actuar.

2.    Seguir las indicaciones del delincuente

Entre los aspectos más comunes de los delincuentes se encuentra la intimidación. Esta se basa en generar temor en la víctima mediante palabras, gestos o movimientos físicos, incluso exhibiendo un arma.

Esto ocurre porque el ladrón pretende establecer una relación de dominio y control no solo sobre la víctima, sino también sobre el entorno. Así, busca evitar cualquier situación donde el afectado pueda evadirse.

Como la mayoría de los ladrones suelen estar alterados al cometer el delito, tienden a ser violentos verbal y físicamente. Incluso es posible que el individuo en cuestión se encuentre bajo los efectos de alguna droga.

Para evitar cualquier tipo de lesión, es importante seguir al pie de la letra todas las instrucciones del ladrón. Luego habrá tiempo para denunciar el hecho y los cuerpos de seguridad podrán capturarlo.

qué hacer en caso de robo

3.    Efectuar una denuncia ante las autoridades

Tras ser víctima de un robo, y en caso de no haber sufrido ninguna lesión, es necesario acudir a la comisaría más cercana. Allí se podrá denunciar el hecho, para lo que es necesario aportar una descripción lo más detallada posible.

Los agentes de policía tomarán una declaración, redactarán un acta de denuncia y captarán los datos personales del denunciante. El acta debe contener datos como estos:

  • Fecha, hora y ubicación del suceso
  • Detalles de los hechos
  • Descripción física del delincuente
  • Mención de los objetos o bienes robados
  • Datos del agente que toma la denuncia

4.    Acudir a un centro de salud en caso de lesiones

En el desafortunado caso de que el agresor haya hecho daño físico al afectado, este debe dirigirse al centro de salud más cercano, para recibir atención médica y valorar las posibles lesiones.

Si el afectado se encuentra consciente y sus lesiones no le impiden movilizarse, entonces podrá ir seguidamente a la comisaría para colocar la denuncia por robo.

5.    Dependiendo del caso, contactar a su compañía aseguradora

Cuando el objeto robado ha sido un vehículo, o incluso bienes de alto valor sustraídos de una vivienda o negocio, entonces el afectado puede solicitar una indemnización a su compañía aseguradora. Por supuesto, los objetos robados deben estar incluidos en la póliza contratada.

Se debe tener en cuenta que la aseguradora muy posiblemente pida al usuario realizar la denuncia policial previamente.

Al momento de procesar la indemnización, que generalmente es económica, el usuario tendrá que esperar un periodo de tiempo que va desde algunas semanas hasta varios meses, para obtener un resultado favorable.

qué hacer en caso de robo

6.    Implementar medidas preventivas para evitar nuevos robos

Un alto porcentaje de los robos que ocurren en la vía pública se deben, en parte, a una actitud descuidada por parte de la víctima. De hecho, los delincuentes suelen estudiar detenidamente a sus potenciales víctimas, y escogen aquella que luce menos protegida.

Por lo tanto, es muy importante que, al transitar por la calle, se apliquen estas medidas:

  • Caminar con una actitud segura, rápida y siempre atenta al entorno.
  • No lucir prendas de valor o altas sumas de dinero en efectivo en sitios peligrosos.
  • Evitar el uso de artículos tecnológicos en espacios muy concurridos.
  • Actuar con discreción, evitando conductas desafiantes ante posibles ladrones.

7.    Instalar un sistema de alarma

Cuando el robo ha ocurrido en casa o en un negocio, entonces será necesario instalar dispositivos de seguridad electrónica, como, por ejemplo, un sistema de alarma.

Estos equipos se caracterizan por emitir señales de alerta cuando ocurre un robo o intrusión en las instalaciones. A raíz de esto, tanto los dueños del lugar como también los cuerpos de seguridad podrán ser avisados del suceso.

Las alarmas son, por tanto, una de las herramientas de seguridad pasiva más importantes en la actualidad.

En conclusión, siguiendo estas recomendaciones sobre qué hacer en caso de robo, se dará un paso muy importante para ser parte de una cultura de la prevención.

¡Compartir es demostrar interés!