Técnicas de los ladrones para robar casas 2020

robar casas

¿Tenés una vivienda y te preocupa mantenerla segura ante los delincuentes? Existen distintos métodos que los maleantes utilizan para ingresar a los inmuebles y sustraer objetos valiosos. Por este motivo, hoy te explicamos las principales técnicas que los ladrones usan para robar casas.

Conocé lo que buscan ¿quiénes se dedican a robar casas?

Los ladrones de inmuebles suelen operar en bandas organizadas. Estas pueden tener tres o más integrantes, ya que cada uno cumple una función específica durante sus ataques.

En este sentido, si te preguntás qué buscan los ladrones de inmuebles al cometer sus actividades delictivas, a continuación, te ofrecemos algunas respuestas:

  • Dinero en efectivo, especialmente en divisa extranjera.
  • Joyas y prendas de alto valor.
  • Obras de arte, como pinturas o esculturas.
  • Dispositivos tecnológicos, como smartphones, laptops, cámaras, etc.
  • Electrodomésticos.
  • Antigüedades.
  • Productos importados de lujo.
  • Vehículos y autopartes.
  • Documentos privados (sobre todo si es un robo por encargo).
  • Herramientas.
  • Bicicletas.
  • Muebles.

Sin embargo, cuando se comete el robo, hay grandes posibilidades de que las instalaciones de la vivienda sufran otros daños. Por ejemplo, cerraduras violentadas, ventanas rotas, puertas dañadas, entre otros. En este sentido, las víctimas no solo se verán afectadas por el robo de objetos de valor, sino también por daños físicos en el inmueble.

robar casas

¿Cuáles son las técnicas más usadas para robar casas?

Los ladrones penetran en las viviendas de distintas maneras y dividen su acción en tres etapas, las cuales te mostramos acá:

1. Observación

En primer lugar, debés conocer que las bandas dedicadas al robo de casas no improvisan. Por el contrario, tienen la capacidad de preparar su asalto durante días, semanas o incluso meses. Esto se debe a que cualquier error puede hacer que fracase su plan, llegando incluso a ser descubiertos o capturados por las autoridades.

Por lo tanto, la primera fase del robo de una casa consiste en observar las condiciones del inmueble. Esto incluye las características físicas del lugar, cuántos pisos tiene, cuáles son sus puntos de acceso, qué tan protegido está su perímetro, qué vulnerabilidades presenta, etc.

Así mismo, los ladrones se encargan de analizar las vías de escape, cuáles calles o avenidas se comunican con la vivienda, cuántas personas hacen vida en el inmueble, y si este se encuentra deshabitado durante largos periodos de tiempo.

Usualmente, quienes se ocupan de la observación se hacen pasar por personas no sospechosas que transitan por el sector. Algunos ejemplos son vendedores, predicadores religiosos, barrenderos, indigentes, técnicos de algún servicio público, taxistas, entre otros.

Además, una de sus misiones es “marcar” la casa en algún punto visible. Para ello, suelen usar grafitis con símbolos específicos, stickers de distintos colores o la colocación de carteles. Se trata de situaciones que muchas veces pasan desapercibidas, pero que las bandas criminales entienden a la perfección.

2. Incursión

Cuando ubican una casa para robar, los ladrones prefieren esperar a que la misma quede vacía antes de actuar, ya sea de día o de noche. No obstante, también puede ocurrir que prefieran hacer el robo con habitantes dentro, especialmente cuando el objetivo se encuentra en una caja fuerte. Esto requiere que el propietario coloque su combinación para abrirla.

En cualquier caso, los ladrones se aprovechan de puntos vulnerables para ingresar. Algunos de los más comunes son patios traseros, ventanas abiertas, terrazas descubiertas y puertas sin pasar la cerradura. Los maleantes también prefieren casas que no cuentan con dispositivos de seguridad electrónica.

Una vez adentro, toman los objetos de valor en el menor tiempo posible. Esto les garantiza una huida rápida y sin contratiempos, en caso de que alguien decida alertar del hecho a los cuerpos de seguridad.

3. Huida

Después de tomar los objetos robados, los ladrones deben desalojar el lugar rápidamente. Por lo general, como se trata de grupos donde hay varios delincuentes, unos ingresan a la vivienda, mientras que otros permanecen afuera, vigilando la zona. De esta manera, los intrusos salen de la casa y ya hay otros compañeros esperándolos.

Estos cuentan con algún auto o una moto, lo que les permite abandonar el sector hacia distintas rutas. Ya no es tan común que los ladrones de casas escapen a pie, porque el riesgo de ser descubiertos o atrapados es mucho mayor.

robar casas

¿Cómo prevenir la entrada de ladrones dedicados a robar casas?

Como conclusión, es importante saber que la prevención es la medida más útil para evitar el robo de una vivienda. Esto pasa por instalar equipos de seguridad electrónica en el hogar, tales como:

  • Cámaras de seguridad.
  • Sistema de alarma.
  • Cerco eléctrico.
  • Botón de pánico.

Finalmente, para obtener mejores resultados, te recomendamos contactar con un proveedor confiable de estos servicios. De esta manera, contarás con la mejor tecnología para combatir las técnicas de los ladrones para robar casas a robar casas.

¡Compartir es demostrar interés!