¿Dónde instalar cámaras de seguridad en una empresa?

instalar cámaras de seguridad

 

¿Tu empresa ha sufrido situaciones que comprometen su seguridad?, ¿el servicio de vigilancia privada no ha sido suficiente para evitar robos? En esta nota te decimos cuáles son los lugares donde debés instalar cámaras de seguridad.

Beneficios de instalar un sistema de cámaras de seguridad

Los sistemas de videovigilancia han evolucionado de manera impresionante en la última década, y los fabricantes de estos equipos no descansan para brindar mayores estándares de protección a las instalaciones empresariales.

Ya hemos pasado de las tradicionales cámaras analógicas, sus cables coaxiales y los dispositivos DVR, a las cámaras digitales, que funcionan mediante una conexión IP, prescinden de cableado y envían sus imágenes a un NVR, que puede ser virtual, e incluso al smartphone de su propietario.

Por todo esto, la colocación de cámaras de seguridad en las instalaciones de una empresa puede traer muchas ventajas. Estas son algunas de ellas:

  • Vigilancia de los distintos perímetros de la empresa durante las 24 horas del día, los 365 días del año.
  • Envío constante de imágenes captadas a un servidor, que a su vez las remite a una central de monitoreo para su análisis.
  • Enlace con un sistema de alarma, para la notificación de señales de alerta.
  • Incorporación de analítica de video, lo que permite detectar situaciones extrañas en el perímetro vigilado, como, por ejemplo, una aglomeración inusual de personas.
  • Zoom automático y reconocimiento facial, por lo que pueden detectar el rostro de personas ajenas a las que usualmente transitan por su perímetro.
  • Funcionamiento aún en ausencia de energía eléctrica, ya que las cámaras IP suelen incorporar baterías de litio que, en muchos casos, les permiten seguir registrando imágenes por hasta 72 horas.
  • Integración con aplicaciones móviles para el monitoreo de las imágenes captadas, lo que permite que el usuario principal de la cámara pueda mirar en tiempo real lo que esta va registrando.

Situaciones donde las cámaras son útiles

Las cámaras de videovigilancia son un sistema de seguridad pasiva, es decir, no tienen la capacidad de impedir por sí solas una situación de riesgo, como un robo o un incendio. Sin embargo, sí pueden funcionar como excelente disuasores.

Así, estos dispositivos se convierten en elementos muy útiles al momento de prevenir un evento. Como ejemplo, un ladrón se lo pensará más de una vez antes de cometer un delito, si nota que el lugar al que pretende ingresar cuenta con cámaras de seguridad.

Igualmente, si se presenta un accidente de gran magnitud en el espacio vigilado, la central de monitoreo estará informada en tiempo real, gestionando la emergencia lo más rápido posible.

En el caso puntual de las empresas, las cámaras pueden ayudar en casos como estos:

  • Detección de robos por parte empleados, quienes pueden sustraer bienes de la empresa. Al mismo tiempo, las imágenes captadas servirán para identificarlos.
  • Supervisión del cumplimiento de las funciones laborales, ya que a través del video puede determinarse si un empleado abandona su puesto de trabajo.
  • Determinación de responsabilidades ante algún suceso ocurrido en la empresa.
  • Monitoreo de fallas estructurales, accidentes o cualquier percance que tenga relación con la infraestructura de la empresa.

instalar cámaras de seguridad

Ubicación de las cámaras de seguridad en la empresa

Cuando una empresa adopta la medida de incorporar un sistema de cámaras de seguridad en sus instalaciones, es importante tomar en cuenta la ubicación que estas tendrán. Para empezar, es necesario seguir estas recomendaciones:

  • La infraestructura de la empresa debe ser analizada para ubicar los puntos estratégicos, puntos ciegos y demás factores que pueden afectar el funcionamiento de una cámara.
  • Dicho análisis debe ser realizado por técnicos certificados en materia de seguridad electrónica, quienes están en la capacidad de seleccionar los puntos más idóneos.
  • Se sugiere que los técnicos cuenten con el aval de alguna empresa proveedora de soluciones de seguridad electrónica.
  • En ningún momento debe asumirse la instalación de las cámaras por cuenta propia, ya que las mismas requieren de ciertos cuidados al momento de su colocación, así como también de la configuración adecuada.

Por otro lado, en cuanto a la ubicación de las cámaras en el edificio, es necesario conocer lo siguiente:

  • Las cámaras de seguridad podrán instalarse en cualquier espacio, de acuerdo con su modelo y características, ya que no todas cumplen la misma función.
  • Los modelos tipo bala son ideales para su colocación en espacios abiertos, tales como estacionamientos, plazoletas de acceso a grandes edificios, callejones traseros, entre otros.
  • Aquellas de tipo domo están especialmente diseñadas para ser instaladas en espacios cerrados o techados, tales como oficinas, escaleras, pasillos, salones, recepciones, etc.
  • Por su parte, las tipo cubo son bastante discretas. Pueden funcionar con mucha eficiencia en espacios reducidos, como escritorios, oficinas pequeñas o puntos de venta.

En conclusión, el hecho de instalar cámaras de seguridad es muy importante para cualquier empresa, pero deben seguirse ciertos pasos para detectar el mejor lugar posible, y así garantizar su eficiencia.

¡Compartir es demostrar interés!