Beneficios de la automatización electrónica para hogares

automatización electrónica

La automatización en los hogares no es algo nuevo. Recordemos, por ejemplo, la vieja apertura automática de portones. O, en su momento, los novedosos electrodomésticos programables. Luego llegaron los comandos a distancia. Sin embargo, a partir del desarrollo de la electrónica, este concepto cobró una nueva dimensión. Se trata de la domótica, que es la automatización electrónica del hogar llevada a su máxima expresión. Implica controlar todos los dispositivos mediante un sistema domótico. Para esto, la domótica cuenta con aliados como son los sensores y los teléfonos inteligentes, que se convierten en una verdadera central en la palma de la mano.

Beneficios de la domótica o automatización electrónica del hogar

La domótica o automatización del hogar tiene varios objetivos. Entre los principales se encuentran:

  • Aumentar la seguridad.
  • Reducir el gasto de energía.
  • Hacer la vida más simple y cómoda.

Aunque cada vez se construyen más viviendas automatizadas, no siempre es posible empezar desde cero. En cambio, se pueden ir agregando dispositivos automatizados hasta lograr una verdadera casa conectada.

Te puede interesar: Smart Home: Conocé los beneficios de instalar domótica en casa

Sin embargo, para lograr estos beneficios es necesario planificar la automatización electrónica del hogar. También, capacitar a todos los residentes en el uso correcto de los distintos dispositivos.

Aprender a manejar la casa conectada es imprescindible. De lo contrario, en vez de soluciones estaremos adquiriendo nuevos problemas.

Automatización electrónica para aumentar la seguridad

La automatización electrónica provee varias soluciones para aumentar la seguridad de la vivienda.  Entre éstas encontramos:

  • Alertas automáticas. Funcionan con sensores de agua, escapes de gas o incendio.
  • Simulación de presencia humana para evitar intrusiones en la vivienda. Por ejemplo, apertura y cierre de persianas, encendido de luz, música o televisión.
  • Cierre automático de puertas y persianas.
  • Corte automático de suministro de agua, gas o electricidad.
  • Control de gestión de accesos. Incluye cerraduras conectadas y cámaras de seguridad.

Te puede interesar: ¿Cómo convertir mi casa en un hogar inteligente?

La domótica o automatización electrónica permite centralizar y controlar todas estas acciones incluso desde fuera del hogar mediante el teléfono inteligente. Desde la central se programan los diferentes sensores y acciones.

Además, las alarmas deben estar conectadas a una central de monitoreo. Así, aumentan más la seguridad.

¿Cómo la domótica reduce el consumo energético?

La reducción del consumo energético es uno de los grandes beneficios de la automatización electrónica. No solamente se favorece al medio ambiente. También a la propia economía. De hecho, un menor consumo equivale, claramente, a facturas más pequeñas.

La reducción del consumo energético se basa en dispositivos que regulan automáticamente la iluminación y climatización. Estos son los dos principales gastos energéticos de una vivienda.  Pueden activarse según un horario programado. También, en base a la luminosidad o temperatura exterior.

Otros dispositivos:

  • Regulador de riego. Permite ahorrar agua. Se activa acuerdo a las condiciones climáticas, horario o humedad del suelo.
  • Apagado automático de equipos. Permite disminuir el gasto de electricidad. Reemplaza al “stand-by”. Este modo también consume energía.

Se calcula que con la automatización electrónica se puede lograr un ahorro de hasta el 50% del consumo anual.

Simplificar la vida diaria con la automatización electrónica

Sin dudas la automatización electrónica promete grandes beneficios. Pero ¿realmente simplifica la vida diaria? Podemos decir que sí. Sin embargo, es necesario tener en cuenta varios detalles.

Como decíamos anteriormente, no siempre instalar el sistema domótico desde cero. En realidad, en la mayoría de los casos se van incorporando los distintos dispositivos de automatización electrónica en forma paulatina. Lo mejor es hacerlo de manera planificada. En tanto, siempre de acuerdo con las necesidades y posibilidades. Esto es lo que realmente simplificará la vida diaria.

  • Comenzá con bombillas inteligentes. Son las más fáciles de manejar. Aprendé a programar encendido y apagado. También, a controlarlas desde tu teléfono inteligente. ¡Nunca más tendrás que acordarte de apagar la luz!
  • Agregá dispositivos a la medida de tus necesidades. Por ejemplo, automatizá la gestión energética mediante termostatos inteligentes que ayudan a mantener una temperatura agradable dentro de la vivienda.
  • ¿Hay mascotas en casa? Con un dispensador automatizado de alimento y agua, las mascotas estarán más felices y sus dueños también.

Leé también: USS ON; Hogar inteligente

¿Te interesa conocer otras soluciones de automatización electrónica para el hogar? Los expertos de USS Argentina tienen más para contarte.

¿Te resultó útil esta información? ¡Déjanos tus comentarios!

¡Compartir es demostrar interés!