La importancia de la seguridad en hospitales

seguridad en hospitales

La seguridad en hospitales toma cada vez más importancia. Por una parte, los hospitales y en especial las salas de emergencia se ven sometidos a mayores exigencias.  Por otra, recrudece la violencia hacia los profesionales de la salud, una tendencia mundial. Y no se puede dejar de lado la seguridad informática, ya que los datos de los pacientes son altamente sensibles. Además, en los hospitales los riesgos son mayores. Es porque un evento adverso, además, puede afectar un abanico de personas: pacientes, visitantes y miembros del personal del hospital. Así, la importancia de la seguridad en hospitales es crucial para la efectividad del sistema de salud.

Riesgos de seguridad en hospitales

Para comenzar, digamos que el concepto de seguridad de los pacientes está más relacionado con la atención de la salud. Existen riesgos, pero cuando se habla de seguridad en hospitales, hay otros problemas específicos. Se suman a los riesgos comunes en cualquier infraestructura, como inundaciones, incendios o escapes de gas.

Te puede interesar: Cámaras térmicas para la detección de fiebre

  • Violencia hacia el personal de salud. Este es un fenómeno mundial. Se experimenta cada vez con mayor cantidad y gravedad de eventos.
  • Preservación de sustancias.  En los hospitales hay materiales sensibles. Por ejemplo: inmuno-derivados, material biomédico, medicamentos o reactivos de laboratorio.
  • Piratería informática es otro de los riesgos más importantes. De hecho, los datos de historias clínicas están sujetos al secreto médico y la confidencialidad, es decir, son datos sensibles. Además, cuentan con su propia ley. Se trata de la Ley 26.529 de Derechos del Paciente. Según la Dirección Nacional de Ciberseguridad, en el año 2021 los delitos informáticos más que duplicaron los de 2020. En tanto, el 39,7% de éstos afectaron al sector público. Por su parte, el sector salud fue el tercero más perjudicado.

Diseño de un plan de seguridad en hospitales y centros de salud

Un plan de seguridad en hospitales y centros de salud se debe apoyar en tecnologías y buenas prácticas profesionales. Sin embargo, la base es un estudio de riesgos. Implica contar con datos para poder elaborar un plan efectivo.

Sin embargo, una política de seguridad en hospitales debería considerar seis puntos clave:

  • Analizar ataques a personas, bienes e información.
  • Mejorar la organización del trabajo. También la gestión de las relaciones con los usuarios.
  • Implementar un centro de atención y apoyo a las víctimas de ataques.
  • Organizar las condiciones de recepción y atención y al público. Incluye la seguridad de los puestos de trabajo.
  • Capacitar a los empleados en gestión de riesgos y situaciones difíciles.
  • Comunicar adecuadamente a los distintos niveles de público y profesionales.

Te puede interesar: Cámaras termográficas, la solución para la prevención del COVID-19

Así, un esquema de seguridad debería contener elementos como:

  • Reforzar la protección con circuitos de patrullaje móvil. Deben realizarse dentro y en los alrededores del hospital.
  • Diseñar un plan de seguridad para cada instalación del hospital.
  • Sensibilizar y capacitar a profesionales y público en materia de vigilancia, prevención y reacción ante una amenaza o violencia en general.

Tecnologías y buenas prácticas

Algunas tecnologías que se pueden implementar para aumentar la seguridad en hospitales son:

  • Videovigilancia.
  • Control de accesos.
  • Cámaras inteligentes y servicios de rastreo de pacientes y visitantes.
  • Alarmas inteligentes. Por ejemplo, durante la pandemia, se utilizaron en los hospitales italiano y alemán para indicar cuándo era el momento de ingreso de personal a las habitaciones.
  • Botones de pánico para alerta inmediata ante un problema de seguridad.
  • Alarmas conectadas a una central de monitoreo.
  • Ciberseguridad. La Dirección Nacional de Seguridad Informática cuenta con recomendaciones específicas para seguridad en hospitales y centros de salud. Entre las recomendaciones específicas se encuentran el bloqueo de equipos cuando no se usen, minimización del uso de dispositivos externos y no difundir información sensible.
  • Cultura de la seguridad. Implementar una cultura de la seguridad fortaleciendo el trabajo en equipo y la búsqueda de soluciones. Asignar recursos y liderazgo a las tareas de seguridad.
  • Hospitales públicos. Mejoras de infraestructura como iluminación y limpieza. Convenios con fuerzas policiales para aumentar la dotación. Elaboración de planes integrales de seguridad en hospitales y centros de salud. Guardias nocturnas. Fortalecimiento de la planta de cuidadores hospitalarios.

Leé también: Seguridad informática

¿Estás diseñando un plan de seguridad en hospitales o instituciones de salud? Los expertos de USS Argentina pueden ayudarte.

¿Te resultó útil esta información? ¡Déjanos tus comentarios!

¡Compartir es demostrar interés!