¿Qué son los sistemas de detección de fatiga y somnolencia?

detección de fatiga y somnolencia

Según distintas estadísticas, la fatiga y la somnolencia son la causa del 30% de los accidentes de tránsito. Fatiga y somnolencia no son lo mismo. Son riesgos diferentes, sin embargo, si se combinan aumenta el peligro al conducir. Para evitarlas, lo mejor es contar con un equipo de conductores eficientes y bien capacitados. En tanto, la tecnología puede ayudar. Así, se pueden utilizar distintas herramientas, como videocámaras y GPS. De esta manera se conforman verdaderos sistemas de detección de fatiga y somnolencia, compuestos por perfiles de conductor eficientes y tecnologías basadas en telemetría.

Fatiga y somnolencia: ¿qué son y en qué se diferencian?

Para saber cómo prevenir la fatiga y la somnolencia, es importante saber en qué consiste cada uno de estos padecimientos. En realidad, muchas veces se utilizan como sinónimos. Sin embargo, una es más peligrosa que la otra.  Además, estos conceptos nos ayudarán a comprender los sistemas de detección de fatiga y somnolencia.

La fatiga es un estado de agotamiento mental o físico. Es el resultado de realizar una tarea durante muchas horas sin descansar. Esto hace que las personas se sientan fatigadas. Sin embargo, no necesariamente somnolientas. La fatiga se reduce con inactividad y descanso. Normalmente, estas prácticas devuelven la vitalidad.

Te puede interesar: Mejores soluciones de telemática e IoT

En tanto, la somnolencia es un estado intermedio entre la vigilia y el sueño.  Básicamente es el resultado de horas de sueño insuficientes. Sin embargo, también puede aparecer cuando se conduce de manera automática o en paisajes monótonos. Algunos medicamentos pueden causar somnolencia, lo mismo que una comida copiosa o beber alcohol. A diferencia de la fatiga, la inactividad lo único que hace es aumentar la somnolencia.

Desde el punto de vista de la conducción, la somnolencia es más peligrosa que la fatiga. De hecho, la mayor parte de los accidentes causados por estos factores se deben a la somnolencia.

Sistemas de prevención y detección de fatiga y somnolencia

La mejor prevención para la fatiga y somnolencia son los buenos hábitos de conducción.  Por ejemplo:

  • Realizar paradas cada 200 Km. o cada dos horas de conducción.
  • Detenerse por 20 a 30 minutos cuando aparecen síntomas de sueño o fatiga.
  • Aprovechar las pausas para descansar, caminar o realizar ejercicios de estiramiento.
  • Beber abundante agua. Tomar comidas ligeras. No consumir alcohol.
  • Mantener ventilación adecuada en la cabina.
  • No conducir si se están tomando medicamentos que pueden producir somnolencia.

Te puede interesar: Cómo evitar intoxicaciones por monóxido de carbono

En tanto, las tecnologías son de gran ayuda. Lo más moderno son los sensores de detección de fatiga y somnolencia, que enfocan el rostro del conductor y registran cierre de párpados y orientación de la cabeza.  Sin embargo, una combinación de otras tecnologías que ya se utilizan, como videocámaras y GPS también pueden componer este sistema.

Sensores de detección de fatiga y somnolencia

Estos modernos dispositivos están basados en tecnología de última generación. Miden automáticamente el nivel de alerta, sueño y fatiga del conductor.

Se trata de un sensor instalado en el panel del vehículo, que se orienta al rostro del conductor. Mide el cierre de párpados y orientación de la cabeza. Esta información determina el nivel de fatiga y somnolencia. De acuerdo con los datos, dispara alarmas sonoras o vibratorias para que el conductor retome la atención.

El sensor de detección de fatiga y somnolencia reconoce el rostro del conductor durante 10 a 20 segundos. Es un dispositivo inteligente, de manera que va aprendiendo los movimientos normales para detectar anomalías.

Por este motivo el dispositivo va adquiriendo mayor sensibilidad a medida que se utiliza.  Sin embargo, se debe tener en cuenta que si se utilizan anteojos espejados o plateados el sensor no puede efectuar la detección o la misma no es tan precisa.

Por otra parte, el sensor de detección de fatiga y somnolencia puede integrarse al GPS permitiendo a los encargados de monitoreo conocer con exactitud la ubicación del vehículo ante una señal de fatiga o distracción.

Otros dispositivos

El mercado ofrece distintas posibilidades para la detección de fatiga y somnolencia en el conductor.  Por ejemplo, aplicaciones que utilizan sensores inerciales y datos de GPS para detectar movimientos típicos de la somnolencia al volante.

Leé también: Gestión de riesgos

En tanto, también están las cámaras de detección ADAS o Sistema Avanzado de Asistencia al Conductor. Se trata de una cámara montada en el parabrisas del vehículo conectada a un GPS que emite advertencias de cambio involuntario de carril, alarma de choque frontal y otras alertas importantes.

Si estás interesado en instalar un sistema de detección de fatiga y somnolencia para tu flota, consultá primero con los expertos de USS Argentina.

¿Te resultó útil esta información? ¡Déjanos tus comentarios!

¡Compartir es demostrar interés!