Control de acceso: La primera línea de defensa para proteger tus instalaciones

control de acceso

tEl control de acceso es la primera línea de protección de las instalaciones. ¿Por qué decimos esto? Porque se trata de un conjunto de medidas y dispositivos para identificar, autorizar y registrar todos los ingresos y salidas de la empresa. Incluyen personas, vehículos y objetos. No se debe olvidar la seguridad informática. Los controles de acceso pueden ser vulnerados. Por ese motivo se deben acompañar con medidas de mantenimiento y auditorías de seguridad.

Tipos de control de acceso para empresas

Existen diferentes tipos de control de acceso según el nivel de seguridad requerido, el tipo de instalación y el número de usuarios. Algunos ejemplos son:

  • Control de acceso físico. Se basa en el uso de barreras físicas como puertas, torniquetes, portones o vallas que impiden el paso a personas o vehículos no autorizados. Estas barreras pueden estar controladas por medios mecánicos, electrónicos o biométricos.
  • Con sistemas informáticos. Se utiliza para proteger los datos sensibles o confidenciales de la organización, así como para prevenir ataques cibernéticos. El control de acceso lógico puede realizarse mediante contraseñas, tarjetas inteligentes, tokens o sistemas de autenticación multifactor.

Te puede interesar: Cercado eléctrico y sistema de control de acceso en tu edificio

  • Control de acceso por zonas. Consiste en dividir las instalaciones en diferentes áreas con distintos niveles de seguridad. Así, se determinan las restricciones según el perfil y los permisos de cada usuario. De esta forma, se evita que personas no autorizadas accedan a zonas sensibles o críticas para la actividad de la organización.
  • Por horarios. Se establecen franjas horarias en las que se permite o se deniega el acceso a las instalaciones o a determinadas zonas. Esto puede servir para adaptar el nivel de seguridad a las necesidades operativas de la organización. También, para controlar la asistencia y el cumplimiento del horario laboral de los empleados.

Categorías del control de acceso a la información

Si hablamos de control de acceso, no podemos dejar de lado la seguridad informática. Se trata de mecanismos para controlar el acceso de los usuarios a los datos y recursos de un sistema informático. Pueden ser físicos, lógicos o administrativos. Básicamente se pueden clasificar en tres categorías: discrecional, obligatorio y basado en roles.

  • Control de acceso discrecional (DAC). El que el propietario del recurso o la información decide quién puede acceder a él y con qué permisos. Por ejemplo, un archivo de texto que solo puede ser leído por el usuario que lo creó y modificado por un administrador. Este tipo de control de acceso es flexible y fácil de implementar, pero también puede ser vulnerable a ataques o fugas de información si el propietario no es cuidadoso.
  • Control de acceso obligatorio (MAC).  El acceso a los recursos o la información se basa en niveles de seguridad predefinidos y asignados a los usuarios y a los objetos. Por ejemplo, un documento clasificado que solo puede ser visto por usuarios con una autorización de seguridad adecuada. Este tipo de control de acceso es más seguro y robusto, pero también más rígido y complejo de administrar.
  • Basado en roles (RBAC). Como su nombre lo indica, se basa en los roles o funciones que desempeñan los usuarios en una organización. Por ejemplo, un sistema contable que solo permite a los empleados del departamento financiero realizar operaciones sobre las cuentas. Este tipo de control de acceso es más flexible y escalable que el MAC, pero también requiere una definición clara y consistente de los roles y sus permisos.

¿Cómo implementar un sistema de control de acceso?

El sistema de control de acceso debe ser acorde a las necesidades y los objetivos de cada organización. Es importante elegir el tipo de control de acceso más adecuado para cada situación, teniendo en cuenta sus ventajas y desventajas, así como las posibles amenazas o riesgos a los que se enfrenta. Además, cada empresa debe encontrar el equilibrio entre costos, necesidades y objetivos.

Más allá de las tecnologías a utilizar, todas las empresas deben implementar algún tipo de control de acceso físico. No existe una solución única que se adapte a todas las organizaciones, sino que se debe realizar un análisis de riesgos y una evaluación de las necesidades específicas de cada una.

Por ejemplo, una empresa puede analizar barreras físicas tecnológicas o asignar personal de seguridad. Desde este punto de vista, se puede designar personal propio o contratar los servicios de una empresa de seguridad. En comparación con las barreras físicas, el personal de seguridad puede ser más costoso y menos efectivo. Sin embargo, es más flexible y adaptable para responder a situaciones imprevistas.

Por otra parte, todas las empresas deben implementar procedimientos y normas para el acceso, independientemente de las tecnologías utilizadas. Estos procedimientos contribuyen a disipar dudas sobre los controles, ya que muchas veces el personal de la empresa es reacio a este tipo de controles. Desde ya, se debe garantizar la seguridad y protección de datos personales de cualquier persona que atraviese los sistemas de control de acceso. 

Mantenimiento y auditorías de seguridad del control de acceso

Como vimos, los sistemas de control de acceso son esenciales para garantizar la seguridad de las personas, los bienes y la información que se encuentran en los espacios protegidos. Sin embargo, pueden ser vulnerables a ataques externos o internos, que pueden comprometer su funcionamiento o su integridad.

Te puede interesar: Control de acceso mediante videos inteligentes

Por ejemplo, un intruso puede intentar forzar una cerradura, clonar una tarjeta, sabotear un cableado o hackear un software. Por ello, es necesario realizar un mantenimiento periódico y auditorías de seguridad. El objetivo es verificar su correcto funcionamiento, detectar posibles fallos o anomalías y aplicar las medidas correctivas necesarias.

Mantenimiento

El mantenimiento de los sistemas de control de acceso consiste en realizar revisiones rutinarias de los componentes físicos y lógicos de los sistemas. El objetivo es asegurar que se encuentran en buen estado y que cumplen con los requisitos técnicos y normativos establecidos. Como en otros equipamientos, el mantenimiento puede ser:

  • Preventivo. Se realiza de forma programada y anticipada.
  • Correctivo. Es el que se lleva a cabo ante una avería o incidencia.

El mantenimiento debe ser realizado por personal cualificado y autorizado, que cuente con las herramientas y los repuestos adecuados.

Auditorías de seguridad

Las auditorías de seguridad de los sistemas de control de acceso consisten en la evaluación del nivel de protección frente a posibles amenazas o riesgos, tanto físicos como cibernéticos. Al igual que sucede con otros sistemas de la empresa, las auditorías de seguridad pueden ser:

  • Internas. Las realiza el propio responsable del sistema.
  • Externas. Son realizadas por un auditor externo, independiente y especializado.

Las auditorías deben seguir una metodología basada en estándares internacionales, que incluya la identificación y análisis de los activos, las amenazas, los riesgos y las medidas de seguridad existentes, así como la propuesta y seguimiento de las mejoras necesarias.

El mantenimiento y las auditorías de seguridad de los sistemas de control de acceso son imprescindibles para garantizar la eficacia y la fiabilidad de estos sistemas. Ambas actividades deben realizarse con una periodicidad adecuada a las características y necesidades de cada sistema y cada instalación.

Asimismo, deben documentarse adecuadamente los resultados y las acciones realizadas, así como informar a las partes interesadas. De esta forma, mejoran la seguridad física y la confianza de los usuarios de los espacios controlados.

Leé también: Controles de acceso para el personal

Hasta aquí llegamos con la nota «Control de acceso: La primera línea de defensa para proteger tus instalaciones». Esperamos que te haya sido útil. Recordá que en USS brindamos soluciones en sistemas de protección integral. Contactanos para más información.

¿Qué te pareció este contenido? ¡Dejanos tus comentarios!