Cercado eléctrico y sistema de control de acceso en tu edificio

cercado eléctrico

El cercado eléctrico agrega una interesante capa de protección al sistema de seguridad de un edificio. En realidad, los cercos eléctricos no protegen entradas principales ya que se trata de un sistema de protección perimetral. Por ese motivo se debe combinar con un sistema de control de acceso. No existe reglamentación para cercos eléctricos, sin embargo se deben cumplir normas mínimas de seguridad eléctrica y además tomar recaudos legales. Por otra parte, para instalar una cerca eléctrica se deben respetar ciertas distancias mínimas. Trabajando juntos, el cercado eléctrico y un sistema de control de acceso al edificio aumentan notablemente la seguridad.

Normas sobre cercado eléctrico

En la actualidad no hay ninguna normativa vigente sobre cercado eléctrico. Sin embargo los cercos eléctricos son cada vez más utilizados en el ámbito urbano.

Para instalar un cercado eléctrico como protección perimetral de un edificio se debe tener en cuenta su arquitectura y las distancias a la vía pública y cableados eléctricos.

Es porque las normas eléctricas exigen unas distancias mínimas que tienen como objetivo evitar que se toque el cerco eléctrico por accidente. También, que las personas queden atrapadas entre el cerco eléctrico y la barrera física.

Te puede interesar: ¿Cómo funciona un cerco eléctrico perimetral con alarma?

Las distintas normas de aplicación son:

  • IEC 60335-2-76 y AEA 90364-7-771. Son normas internacionales clave para los productos y servicios eléctricos y electrónicos. Provienen de la Comisión Electrotécnica Internacional (IEC), una organización fundada en 1906. En muchos casos la IEC colabora con la ISO o la ITU (Unión Internacional de Telecomunicaciones) para que las normas internacionales se complementen entre sí.
  • Normas y reglamentos del ENRE.
  • Normativa de seguridad eléctrica de la compañía prestadora del servicio.
  • Reglamento para instalaciones eléctricas en inmuebles de la Asociación Electrotécnica Argentina.
  • Códigos de Construcción locales.

Cercado eléctrico como protección perimetral de un edificio: distancias mínimas

Para comenzar, se debe aclara que el cercado eléctrico tiene una finalidad disuasoria. En realidad, la descarga está muy lejos de causar daño físico a personas u otros seres vivos. Se debe a la combinación de impulsos, voltaje y amperaje de los cables electrificados. Sin embargo, la advertencia de cerca electrificada o la sorpresa al tocar los cables tienen una gran fuerza disuasiva.

Distancias mínimas

La instalación de una cerca eléctrica debe cumplir las siguientes medidas mínimas:

  • El cercado eléctrico debe estar separado del área de acceso público mediante una barrera física.
  • Altura mínima desde la reja electrificada hasta el suelo: 2 a 2,50 metros.
  • Si se instala sobre medianeras o muros, éstos deben tener una altura mínima de 2,30 metros. Si no la alcanzan, se debe colocar una reja hasta alcanzar la altura mínima.
  • En tanto si se instala sobre ventanas o claraboyas, la barrera física puede estar a una altura no menor de 1.5 metros cubriendo la totalidad del cerco eléctrico.
  • La distancia entre dos cercos eléctricos, por ejemplo uno a cada lado del portón de entrada, debe ser de 2,5 metros. Puede ser menor si los cables están aislados como mínimo de 10 Kv. De todos modos, la separación vertical mínima es de 2 metros.
  • Entre la jabalina del cerco eléctrico y los sistemas a tierra de otras instalaciones eléctricas debe haber como mínimo 2 metros, excepto que esté asociada a una malla de puesta a tierra. En realidad, la distancia ideal es de 10 metros.
  • Si hay líneas eléctricas aéreas, los conectores y alambres de la cerca deben estar a una altura no mayor de 3 metros desde tierra. Se debe realizar la proyección ortogonal de los conductores más exteriores de la línea de alimentación.
  • Las restricciones para reducir la posibilidad de quie una persona toque la cerca accidentalmente relacionan las distancias mínimas entre el cercado eléctrico y la barrera física, de acuerdo a su altura y aberturas.

Instalación

Si la arquitectura del edificio y las normas locales lo permiten, entonces no hay ningún inconveniente en instalar el cercado eléctrico. Eso sí, la instalación debe ser realizada por un electricista matriculado. Los cercos eléctricos caseros son muy peligrosos y pueden convertir un supuesto ahorro de dinero en una verdadera tragedia.

Control de accesos a un edificio: entrada vehicular y peatonal

Si hablamos de cercado eléctrico en edificios, recordemos que se trata de una protección perimetral. Así, la combinación entre un cerco eléctrico y controles de acceso al edificio, tanto vehicular como peatonal, representa un mayor nivel de seguridad que con uno solo de estos elementos.

Si el diseño del edificio lo permite, podría instalarse un cerco eléctrico a los lados del portón externo de entrada, ya sea una entrada vehicular o peatonal, o ambas.

Los controles más utilizados en este tipo de accesos se identifican también con los sistemas de control de acceso para edificios sin portería vigilada. La puerta de entradad principal debe tener la máxima seguridad, ya sea en edificios de vivienda como corportivos.

Los controles de accesos deben ser capaces de gestionar la acreditación de los usuarios para permitir el paso. Encontramos:

  • Porteros eléctricos inteligentes.
  • Destraba pestillos con identificación de huellas digitales.
  • Identificación con tarjetas de acceso.
  • Credencial móvil.
  • Cerraduras de seguridad.
  • Apertura de portones a control remoto.

¿Es segura la combinación entre cercado eléctrico y portones de entrada?

Si la instalación del cercado eléctrico está realizada de acuerdo a las normas técnicas recomendadas, no representa ningún peligro. De hecho, si se respetan las medidas establecidas, no existe la posibilidad de un rozamiento accidental de alguna parte del cuerpo con los alambres electrificados.

Te puede interesar: ¿Cómo están compuestos los cercos eléctricos perimetrales?

Sin embargo, puede surgir la inquietud de que, por razones climáticas o deterioro del sistema, se produzcan fugas de corriente eléctrica que se trasladen a los portones o puertas de entrada, electrificándolos.

Mantenimiento

Para evitar inconvenientes se debe realizar el mantenimiento adecuado del cercado eléctrico. Además, educar a los usuarios sobre el uso adecuado del cerco y el vallado. Las tareas de mantenimiento son las siguientes:

  • Mantener siempre tensos los hilos del cercado eléctrico. El viento puede aflojar los tensores.
  • Reemplazar los aisladores y tensores rotos o deteriorados. Desde ya, elegir materiales de primera calidad, ya que los aisladores de mala calidad no sostienen los hilos correctamente.
  • Siempre utilizar aisladores y tensores. Es decir, no atar los hilos directamente a los postes.
  • Los hilos no deben tocar ningún objeto, ni siquiera vegetación. Mantener el área limpia y despejada.
  • En caso de tormenta eléctrica, desconectar el energizador. Los hilos y postes metálicos pueden atraer rayos causando fallas en el energizador.
  • Si un hilo se corta, utilizar lazos de empalme bipolar para volver a conectar los extremos.
  • Instalar el energizador en un lugar protegido.
  • Colocar correctamente la jabalina o bajada a tierra. El extremo debe estar a 1 o 1,20 metros de profundidad.
  • El cercado eléctrico tiene una batería de respaldo en caso de un corte de energía. Evitar que la batería quede expuesta al sol. Controlar la tensión cada tres a seis meses y recargar la batería si es necesario. En épocas de alta temperatura, las baterías se descargan más rápidamente.
  • Colocar y mantener en buen estado los carteles indicadores.

Leé también: USS hogar inteligente

Hasta acá llegamos con la nota “Cercado eléctrico y sistema de control de acceso en tu edificio”. Esperamos te haya sido útil. Recordá que en USS Seguridad Integral somos especialistas en control de accesos para empresas. Contactanos para más información.

¿Qué te pareció este contenido? ¡Dejanos tu opinión!

¡Compartir es demostrar interés!